BratislavaGuide.com
O
Buscar
ES
Idioma

Menu
en de sk hu fr ru it pl es fi

BratislavaGuide.com

City guide by local people

Propinas en Bratislava

La idea de dar propina en los últimos 15 años, para disgusto de muchos europeos, se ha extendido hacia el este a un ritmo constante. Eslovaquia no es un país donde se necesita una propina grande, y dar una propina del 20% puede dejar a su mesero preguntándose si olvidó su dinero. Sin embargo, un buen servicio aún exige algo, y el 10% es más la norma.

Como solía hacerse

En Eslovaquia, la tradición anterior al euro era simplemente redondear, y desde que el euro entró en vigor, muchos eslovacos siguen la misma costumbre. Debido al tipo de cambio, esto realmente ha llevado a propinas más pequeñas para los camareros y el rumor es que la población eslovaca ahora no sabe qué irse. Por ejemplo, un redondeo de 30 centavos no es equivalente a un redondeo de 30 coronas (aproximadamente un euro).

Propinas en bares

A diferencia de muchos otros destinos europeos, el servicio de mesa todavía se ofrece en Bratislava en la mayoría de los bares, incluso si solo está tomando bebidas. Solo algunos bares cobran después de cada ronda. No es necesario dar una propina por cada bebida comprada, pero reconozca que en algún momento se espera un poco más. Por supuesto, los buenos consejos le llamarán la atención, y cualquier dinero extra que se le pase a un camarero hará que su despedida de soltero parezca menos ruidosa y más divertida que desagradable.

¿Qué le digo al camarero?

Si viene una factura por | 9.30 | y quieres darle al camarero un | 0.70 | consejo, el estándar es decirle al mesero cuánto dinero le dará. Puede darle al mesero un billete de cincuenta euros y decir "Diez euros". Esto le indicará al camarero que desea un cambio de cuarenta euros. Si la factura es de cinco euros y desea dejar una propina de un euro, entonces déle al mesero una factura de diez euros y diga "Seis euros". Él entenderá que quiere decir que quiere recuperar cuatro euros.

ADVERTENCIA: ¡No digas gracias!

Cuando pague al mesero, no diga "Gracias". No digas "Dakujem". En Eslovaquia, cuando lo haces, significa "Gracias por ser tan bueno conmigo, puedes mantener el cambio como tu propina". Entonces, si tiene una taza de té por | 1.30 | y darle al mesero un billete de cinco euros, y decir "Dakujem" o "Gracias", que es la abreviatura eslovaca de "Puedes quedarte con el cambio". No hagas eso, a menos que quieras que se quede con el cambio. Después de recibir su cambio y haberle pagado una propina, es un mejor momento para agradecerle.

Línea de fondo

La conclusión es: puedes dejar lo que quieras. No hay un estándar claro. Puede redondear, al más cercano | 0.50 | o al euro más cercano. Puede intentar no dejar mucho más o menos del 10%. Si realmente no le gusta el servicio, también es aceptable no dejar nada en su mesa.